Ortodoncia

La Ortodoncia se utiliza para lograr una correcta posición dental y una oclusión óptima, es decir, una buena relación de las piezas dentales del maxilar superior con las del maxilar inferior.

Esta es un área de la odontología que ha avanzado enormemente en los últimos años, con la aparición de nuevos materiales y técnicas, abriendo nuevas posibilidades terapeúticas sobre todo en adultos.

Hemos “mimado” la Ortodoncia en este tiempo, realizando cursos de formación continuada. Nos gusta especialmente por las posibibilidades que tiene, tanto en niños como en adultos.

La Ortodoncia Fija se realiza cuando todos los dientes ya están erupcionados en la boca. Los niños, con frecuencia suelen ser tratados con aparatos y placas removibles de expansión.

Existen varias técnicas para la realización de la Ortodoncia fija, desde los Brackets de metal, Estéticos (de Cerámica o Zafiro), Autoligables, Técnica Lingual, Técnicas Invisibles (sin Brackets), etc. Las posibilidades son muy amplias y condicionadas por la complejidad del caso.

Los nuevos arcos térmicos, mucho más suaves, permiten tratamientos en adultos impensables hace años.

No existe limitación de edad para iniciar un tratamiento de ortodoncia, y normalmente es mucho más llevadero de lo que parece al principio. En casos complejos se combina la ortodoncia con una cirugía para resolver las discrepancias óseas.

En casos sencillos y meramente estéticos se pueden conseguir resultados espectaculares en sólo unos meses de tratamiento.