Coronas y puentes

Hasta hace unos años era impensable poner en boca un puente fijo de cerámica (porcelana) de varias piezas sin una estructura metálica en su interior.

Hoy en día existe el Zirconio y el Disilicato de Lítio, que nos permite elaborar unos dientes sin estructura de metal (totalmente blancos). Es especialmente útil en los dientes anteriores, donde mejora la estética del trabajo al no existir el riesgo de que metal pueda transparentarse por el borde de la encía con el paso del tiempo.

Igualmente se utiliza para coronas individuales de alta estética.